641 EXPERIENCIAS
Cuéntanos tu experiencia

Boca y Dientes

Última actualización: 
11 de Marzo del 2013

Aunque las nuevas técnicas de radioterapia disminuyen sus efectos adversos a largo plazo, a veces pueden dañar los tejidos sanos que rodean la zona del tumor, generando ciertas alteraciones en esta zona. Sin embargo, cuando ocurren debes consultar siempre con tu oncólogo radioterápico.

Unos de los pacientes más afectados son aquellos que reciben radioterapia por tumores de cabeza y cuello, ya que en la mayoría de las veces las glándulas salivares y parte de la boca se incluyen en la zona que se va a irradiar, apareciendo efectos secundarios agudos y crónicos.Varias semanas antes de iniciar la irradiación el oncólogo radioterápico realizará una exploración minuciosa de la boca, y si es necesario, recomendará al paciente que consulte con el dentista, para que valore el estado de las piezas dentales y pueda los tratamientos oportunos como limpieza de la misma, empaste de piezas cariadas, tratamiento de abscesos, etc.…

Si el tratamiento por el dentista no se realiza antes de iniciar la radioterapia, el arreglo o la extracción de las piezas dañadas deberán posponerse al menos un año tras finalizar el tratamiento con radiaciones, por riesgo elevado de producir daño sobre el hueso de la mandíbula. 

 

Efectos secundarios en la boca derivados del tratamiento con radioterapia

Los efectos secundarios más frecuentes en la boca durante el tratamiento con radioterapia sobre la zona son la mucositis y la xerostomía.

¿Qué es la mucositis?

Las células de la mucosa de la boca se dividen de forma rápida por lo que son muy sensibles a los efectos de la radioterapia. La mucositis es un efecto agudo de la radioterapia y consiste en una inflamación de la mucosa acompañada de llagas o úlceras dolorosas. Aparece a las dos semanas de iniciarse la radioterapia y desaparece varias semanas después de finalizada la misma.

Un alto porcentaje de pacientes que reciben radioterapia en esta localización presentan mucositis. Cuando se administra radioterapia y quimioterapia concomitante (al mismo tiempo) la mucositis se produce en la totalidad de pacientes y ésta es más severa, llegando en ocasiones a dificultar que el paciente se alimente correctamente durante el tratamiento. 

La boca es una zona del cuerpo con un nivel elevado de bacterias y hongos, cuando la mucosa está alterada y se destruye, se sobreinfecta con facilidad dificultando su curación, por lo que será preciso añadir tratamiento médico específico.

Estas complicaciones pueden reducirse si se siguen una serie de recomendaciones desde el inicio del tratamiento:

  1. Cepíllate los dientes, después de cada comida (incluido almuerzo y merienda).
  2. No utilices nunca colutorios que contengan alcohol y puedan irritar la mucosa. Sigue las recomendaciones de enfermería.
  3. Utiliza pasta de dientes suave y un cepillo con cerdas suaves.
  4. Utiliza el hilo dental para limpiar la placa entre los dientes.
  5. No fumes ni consumas bebidas irritantes como alcohol o café.
  6. Si tienes dentadura postiza, evita su uso continuado, ya que podría dañar más la mucosa. Empléala sólo en casos necesarios (para comer o salir a la calle).

Una vez que ha aparecido la mucositis el médico añadirá, si es preciso, anestésicos locales y tratamiento para evitar la infección por hongos.

  1. Extrema aún más la limpieza de la boca (cada 4 horas).
  2. Realiza enjuagues con agua de bicarbonato o de manzanilla.
  3. Toma alimentos blandos o triturados, preferiblemente fríos o a temperatura ambiente.
  4. No utilices la dentadura postiza, salvo para circunstancias imprescindibles (comer).

 

¿Qué es la xerostomía?

La boca seca o xerostomía es un efecto secundario que aparece exclusivamente cuando se incluyen en el volumen de tratamiento las glándulas salivares. La radiación destruye las células que constituyen dichas glándulas por lo que disminuye la calidad y cantidad de saliva segregada. La disminución de la cantidad y calidad de la saliva provoca una pérdida de la acidez de la boca, favoreciendo el crecimiento de la flora bacteriana causante de la caries.

Habitualmente, ya durante la primera semana del tratamiento la saliva comienza a  volverse más viscosa y pegajosa. Según progresa el tratamiento, a la tercera semana aparece la sensación de sequedad, provocando malestar, dificultad para hablar, comer, alteración del gusto y a más largo plazo caries dental. La xerostomía o boca seca es un efecto que en la mayoría de los casos se mantiene tras el tratamiento con radiaciones.

Durante el tratamiento es aconsejable seguir estas recomendaciones:

  1. Mantén una buena higiene dental durante y después del tratamiento. Es recomendable cepillarse los dientes tres veces al día, empleando un cepillo de cerdas muy suaves (para evitar lesionar las encías).
  2. Bebe pequeñas cantidades de agua muchas veces al día.
  3. Evita comidas secas, añadiendo salsas o caldos.
  4. Es preferible que prepares los alimentos en puré.
  5. Introduce en la boca pequeños trozos de fruta como piña, melón o naranja.
  6. Para facilitar la deglución puedes ayudarte con un poco de agua.

Una vez que has finalizado la radioterapia debes seguir cuidando tu boca:

  1. Acude al dentista con regularidad, al menos una vez al año, para realizar una limpieza de la boca y reparar las piezas dentales cuando la caries es aún pequeña.
  2. Cepíllate los dientes, la lengua y la boca después de cada comida.
  3. Utiliza un cepillo suave y pasta de dientes con alto contenido en flúor.
  4. Utiliza hilo dental para la limpieza entre los dientes
  5. Bebe mucha agua.
  6. La saliva artificial puede ayudar a mejorar tu calidad de vida.
  7. Ante cualquier duda, consulta con tu oncólogo radioterápico, él podrá asesorarte.  

Regístrate es Fácil y Gratuito

X
Puedes iniciar sesión con tu nombre de usuario o con tu dirección de correo electrónico.
El campo de la contraseña distingue entre mayúsculas y minúsculas.
Cargando